Uno, dos, tres...



sábado, 11 de septiembre de 2010

Puse precio a mi libertad y nadie quiso pagarlo.

Tenía 20 años en 1969, vivía en Estados Unidos y le gustaba jugar con fuego.
Ella eligió. Woodstock. Música. Drogas. Paz. Alcohol. Sexo. Hippie. Libertad. Más música. Más sexo.
Tres días sin reglas, Three days of peace & music, rodeada de todo lo que realmente le importaba.
Viernes 15, Sábado 16 y Domingo 17 de Agosto. Acabó la semana, pero no la diversión.
Al día siguiente, salió de noche, en busca de más música que alimentase sus ávidos oídos.
Iba borracha. Conoció a un músico sin preocupaciones y con ganas de más.
Besos, besos en el ascensor, besos guarros en las esquinas de la ciudad, manos expertas.
Acabaron en la cama del hotel. Lo pasaron bien, mejor que eso. Disfrutaron.
Era como si se conociesen de toda la vida.
Más tarde, y bajo efectos de sustancias alucinógenas, les dio por filosofar.
Y cuando empezó a amanecer, decidieron unir sus cuerpos una última vez en la bañera.
La llenaron cuidadosamente, no eran conscientes de lo que hacían.
Una, dos, tres. Se pasaron de la raya.
A mediodía, encontraron sus cuerpos en la bañera.
Ellos ya no estaban, pero no les importaba.
Habían vivido todo lo que habían querido, y su última imagen había sido los dos desnudos en la bañera, con una botella de champagne en la mano, humo, mucho humo, y Jimi Hendrix sonando en el tocadiscos.
'Les gens nous prendraient par des génies modernes.' A. M.

4 cenizas encendidas:

Ana dijo...

No sé como decirte lo mucho mucho muchísimo que me gusta esta entrada

WK. dijo...

Esta entrada es preciosa. Y las fotos, y la presentación y todo. Me encanta. Me encanta tu blog. Me encantas :)
Eres una poeta y creeme, no se lo digo a mucha gente.
<3

Eva Herpbun dijo...

me encanta tu blog,pasate por el mio http://evaherpbun.blogspot.com/ te sigo un beso :)

Claucho dijo...

omg, me encanta :)

Publicar un comentario

Ego et moi.

Ego et moi.

Amigos

Hello I love you, won't you tell me your name?

Mi foto
Let's do some living.